Trucos para seleccionar la mejor leña para tu chimenea.
Seleccionar página

Para que nuestra chimenea funcione perfectamente un aspecto esencial es el tipo de leña que seleccionamos. Existen diversos tipos de leñas y algunas proporcionan un mejor funcionamiento, calor y rendimiento de nuestra chimenea. En este artículo te contamos los trucos para seleccionar la mejor leña para tu chimenea.

El mejor tipo de leña es la seca y si lleva cortada más de 1 año mejor. Existen leñas secas y húmedas. Con la leña seca aumentamos su potencia calorífica y reduce la acumulación de hollín y alquitranes en las tuberías.

Sin duda la leña seca es más costosa que la húmeda pero sus beneficios compensan el coste.

Tipos de leña

Podemos elegir entre leñas duras o blandas. Las leñas duras son la encina, el haya, el roble, el olivo, el naranjo, el almendro y el algarrobo. Todas ellas producen gran potencia de calor prolongado.

En cuanto a las leñas blandas encontramos el chopo, el cerezo, el álamo, el sauce, la falsa acacia y la acacia. Su potencia calorífica es muy inferior y de poca duración. Su calidad por tanto, es bastante inferior a las leñas duras.

Cómo seleccionar la mejor leña para tu chimenea

Existen diversas formas de conocer la humedad de la leña. Una de ellas es partir un tronco por la mitad y emplear un higrómetro para conocer la humedad interior.  Otra forma es realizar la compra por m3 (volumen) en lugar de por kg. Si la leña esta verde a la hora de comprarla puede tener un peso mayor, a medida que se seca y se puede quemar, el peso habrá disminuido bastante sin embargo el coste pagado habrá sido superior.

La longitud recomendada para casas es de 25 a 33 cm. El diámetro debe ser de 5 a 6 cm mínimo y máximo de entre 15 a 20 cm. Para su conservación lo ideal es almacenarlo en un lugar bien ventilado o al aire libre pero techado para que no se moje en caso de lluvia.

Desde que la leña se corta hasta que puede ser utilizada como mínimo tiene que pasar un año, para que la humedad sea del 35%. A ser posible la mejor opción es dejar pasar dos años para que la humedad sea menor al 25%.

Esperamos que estos trucos para seleccionar la mejor leña para tu chimenea te permita mejorar la calidad ambiental de tu estancia en invierno.  Para más información puedes ponerte en contacto con un profesional.